Gustoso, el negocio de un emprendedor Areandino
A principios de este año, dos jóvenes vallenatos emprendieron su sueño de empresarios, y hoy por hoy son dueños de Gustoso, un “Food Truck” ubicado en el parque El Viajero de la capital del Cesar.
  

Se trata de Marlon Manosalva Pedraza, de 21 años, y Juan Sebastián Dangond, de 20. Este último es estudiante de derecho en la Fundación Universitaria del Área Andina de Valledupar, mientras que Marlos estudia arquitectura en la Universidad de los Andes en la capital del país.

“Marlon se propone traer a Valledupar este tipo de negocio con la idea de innovar y consolidar una nueva marca de comida callejera que revolucionara el concepto. Nuestro nombre nace en una reunión de amigos donde Marlon hablaba sobre la idea de un Food Truck en Valledupar pero no tenía idea de que nombre usar luego de varios intentos Gastoso, Guisozo y Jugoso apareció entre estos Gustoso”, dijo Juan Sebastián.

Este joven, después de haber escuchado tantas veces a su amigo Marlon hablar sobre lo bueno que sería crear este tipo de negocio, le propuso hacerlo realidad. Lo innovador de Gustoso es la calidad de los productos ya que su idea siempre ha sido generar en los comensales una nueva experiencia gastronómica creando recetas gourmet con precio asequible.

“Marlon siempre ha sido un apasionado de la cocina, aunque sus estudios no tienen nada que ver con este oficio, siempre ha disfrutado cocinar para sus amigos así que la idea de un restaurante en el cual pudiera plasmar su pasión por este oficio siempre ha sido un sueño para él”, explicó Juan Sebastián, quien añadió que él fue ese amigo que decidió confiar en el sueño del otro y que ahora también es el suyo.

Su consejo…

“Que no crean que en nuestra ciudad no hay posibilidades de triunfar ya que muchas veces la menospreciamos debido a que nos vemos deslumbrados por las grandes ciudades donde esperamos conseguir mayor chance, pero la verdad es que Valledupar tiene gran potencial debido a su crecimiento. Nuestro consejo es que no se queden quietos esperando que le llegue un trabajo si no que salgan a la calle a analizar que le hace falta a nuestra ciudad y como podríamos generar una solución que le dé fin a una necesidad”.

Tomado de El Pilón online